Dentro del marketing sensorial, os traigo este artículo de la wikipedia para conocer como atraer clientes y fidelizarlos a través del olfato. 

Esta herrmienta innovadora y económica puede ser de gran ayuda sobre todo ahora que llega el calor y el olor del tabaco ya no camufla otros olores 

Marketing Olfativo es una de las estrategias de posicionamiento más importantes en Mercadotecnia que está tomando un gran auge y este se ve presente en una nueva disciplina dentro el area de conocimiento que es es el Neuromarketing la cual es la encargada de investigar los procesos que ocurren en nuestros cerebro en relación con las elecciones que hacen los clientes o consumidores al momento de compar un producto.

La finalidad del Marketing Olfativo

La finalidad de esto es que cuando una persona decida comprar un producto este deje un aroma característico fácil de reconocer por cualquier consumidor, es decir que al momento que lo perciba lo lleve automáticamente hacia dicho producto. Esto también nos dice que no se trata de algo momentáneo sino de algo que debe dejar posicionado al producto en la mente del consumidor. Normalmente vemos este tipo de caso en la industria de los alimentos ya que sin los aromas perderían ese sentido tan particular que tienen y sobre todo un gran atractivo de sí mismos El tipo de sensaciones que se llegan a provocar lo han llegado a relacionar como una especie de seducción al cliente, parecido a lo que provoca el perfume de hombre en una mujer o viceversa.

Reacciones en el cerebro

En el libro Neuromarketing de Oscar Malfitano nos explica de una forma breve lo que ocurre al llegar el aroma al olfato
El proceso que existe desde que percibimos un aroma por medio de la nariz, pasando por el nervio olfativo, hasta que llega al sistema límbico en el centro del cerebro, donde se interpretan los estímulos sensoriales y se los clasifica en agradables y desagradables.
Oscar Malfitano, Neuromarketing

Con ayuda de este estrategia se han logrado resultados muy buenos ya que en conjunto con otros tipos de marketing como el visual se complementan de manera en la que el consumidor al momento de encontrarse en algún punto de ventas donde se sienta totalmente cómodo y con sensaciones sumamente agradables le permitirá estar el mayor tiempo posible dentro del lugar.
Otro proceso en el que se involucra nuestros cerebro con el olfato y hace tener ciertas reacciones se explica de manera concreta por dos investigadores en el libro ya citado de la siguiente manera:
.
En 1991, Axel y Buck publicaron el resultado de una sorprendente investigación conjunta: habían encontrado una gran familia de genes que dan instrucciones a otros tantos receptores olfativos; estos receptores se hallan en las células receptoras olfativas situadas en una pequeña zona de la parte superior de las mucosas nasalesOscar Malfitano, Neuromarketing

Una ventaja de esta técnica es que se llega a crear una conexión entre el consumidor y la marca o el producto como cuando se encuentran dentro de un auto nuevo, muchas empresas dedicadas a la venta de automóviles han optado por dejar un aroma muy peculiar al momento de crear este producto tan sencillo como que tu auto huela a “auto nuevo” te hace sentir que todos los días te subes a un automóvil recién comprado y sobretodo que ya conoces el olor de tu automóvil, después de que se pierde el aroma uno desea tener uno igual nuevamente.

¿Cómo funciona la percepción sensorial?

El marketing olfativo tiene que ver mucho con la percepción sensorial ya que a través del olfato se está tomando aromas del exterior que permiten hacer una construcción cerebral. Al momento de adquirir algo de el exterior a través de cualquiera de nuestros sentido pasa por un proceso, así mismo se comporta en el caso del olfato que tiene relación con la estrategia que estamos hablando. Braidot nos los explica de la siguiente manera “Una vez captado por los sentidos, un producto es evaluado en la corteza cerebral mediante la apreciación de la intensidad de las sensaciones que se experimentan durante la interacción. Así, nos gustará o disgustará según la apreciación que nuestro cerebro haga de las sensaciones que nos provoca, es decir, por si cualidad (modalidad sensorial involucrada) e intensidad (energía del estímulo percibida)”.


Esta estrategia así como las demás que involucran los sentidos son acertadas ya que permiten que exista una relación, una conexión entre el producto y el consumidor que es lo que buscan en gran parte la mercadotecnia. Además el posicionar un producto en la mente de un consumidor no es algo sencillo ya que podemos pasar productos frente a ellos sin conseguir que les resulten atractivos a pesar de que satisfagan una necesidad, algunas veces ellos optan por uno que a su criterio es mejor. El neuromarketing está dando excelentes resultados por lo que es importante conocer acerca del tema para saber qué se necesita hacer para lograr reacciones específicas en los consumidores.