El 96% de las pymes españolas cuenta con conexión a Internet, lo que muestra el alto grado de aceptación que tienen las nuevas tecnologías entre los pequeños y medianos empresarios. Es uno de los datos que presenta el informe ePYME 2010, que analiza la situación de las TIC en los siguientes sectores que representan el 42% del PIB: logístico, transporte, hotelero, turismo rural, textil y confección, comercio minorista, artesanía, infraestructuras de telecomunicación y agroalimentario.
Elaborado por Fundetec en colaboración con la Dirección General de Política de la PYME del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, este informe se basa en 3100 encuestas realizadas a pymes de toda España. Para cada sector se analizan las últimas tendencias así como las claves para los próximos años.
Principales indicadores
La principal conclusión que se puede extraer del informe es que el uso de las TIC tiene una gran aceptación en el ámbito de las pymes (el 98% dispone de ordenador). No obstante, hay importantes diferencias según el sector de actividad y el tamaño de la empresa. Las compañías más pequeñas (microempresas) son las que más dificultades tienen para incorporar las nuevas tecnologías a sus negocios.
La telefonía móvil es una de las tecnologías que mayor aceptación tiene. Además algunos sectores, como el logístico o el de transporte, han empezado a proporcionar a sus empleados herramientas específicas para llevar a cabo sus funciones en movilidad, en línea con el éxito de los nuevos dispositivos móviles como los Smartphones y los Tablet PC.
Respecto a la página web corporativa, las empresas ya no se limitan a utilizarla como una mera presentación de la empresa o un catálogo de productos. En algunos sectores, como el hotelero o el de turismo rural, Internet es ya su principal canal de comercialización. Así, el comercio electrónico es utilizado por el 89,9% de las empresas del sector hotelero. Este sector también destaca en el uso de las redes sociales, que ha crecido muy significativamente respecto a 2009.
Novedades tecnológicas
Como novedades, destacan en el sector logístico y el de transporte los sistemas de optimización de rutas, asociados a sistemas de información geográfica. Se consolidan los sistemas de localización de vehículos, a través de diversas tecnologías de posicionamiento (GPS, Cell Id). También crecen en estos sectores el cloud computing y las arquitecturas SaaS (Software as a Service).
El sector hotelero sigue siendo uno de los más innovadores. En el ámbito de la movilidad, destacan las aplicaciones que hacen uso de la realidad aumentada, que a partir de la imagen que recoge la cámara de un móvil presentan información sobre las actividades que se están realizando en ese momento. Por otro lado, las redes sociales han pasado de ser un canal de marketing y publicidad a integrarse como nuevo canal de comercialización, a través del cual puede completarse todo el proceso de reserva y venta.
El sector del turismo rural es uno de los que más está aprovechando las ventajas de las nuevas tecnologías. Destacan los sistemas centralizados de reservas online, a través de los cuales un gran número de distintos establecimientos pueden automatizar al máximo el proceso de venta. Las pasarelas de pago también facilitan a los clientes el pago del alojamiento y contribuyen a mejorar la confianza en el canal de venta online. Las redes sociales destacan por su elevado uso como canal de marketing y comercialización.
El sector textil, uno de los más tecnificados, también presenta algunas novedades. Continúan su entrada en el sector las herramientas de diseño 3D, que permiten a los diseñadores comprobar aspectos de la prenda que en dos dimensiones es imposible visualizar. Desde el punto de vista de los servicios destacan las plataformas de comercio electrónico de ventas privadas de moda, a través de las cuales se comercializan generalmente marcas reconocidas durante un limitado periodo de tiempo.
Conclusiones
El informe muestra cómo muchos empresarios han comprendido que la inversión en nuevas tecnologías conlleva mejoras en competitividad y productividad. Los sectores con menor presencia tecnológica demandan aplicaciones y servicios sencillos y de rápida implantación, que se adapten a sus necesidades específicas. Y aquellos con mayor presencia apuestan por las últimas novedades tecnológicas, en un proceso de mejora continua que les permita seguir optimizando sus procesos productivos.
El informe completo está disponible aquí